Rosario y Córdoba: primeros días

Tan emocionante fue la despedida en Ciudad Universitaria con familiares, amigos y conocidos que nos fuimos con lágrimas en los ojos y una sonrisa enorme en la boca. La caravana en Panamericana fue el cierre perfecto. Cantos, banderas, bocinas y música: habíamos ganado el partido.

Una vez que terminó el recorrido y cada uno fue rumbeando para su casa, nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado el acolchado en el auto de los papás de Nico. Asi que tuvimos que frenar en una estación de servicio para hacer el pase. Nuevamente más saludos, besos y abrazos y ahora sí, a la ruta.

A las 18 estábamos parados en la puerta de la casa de Sebastián en Rosario, quien nos había escrito por Facebook e invitado a quedarnos. Risas nerviosas, dudas de viajeros principiantes. ¿A dónde nos estaríamos metiendo? Tocamos la puerta y el Pelado nos recibió como si nos conociéramos de toda la vida. Él y Sebastián (el Pollo), eran dos viajeros natos con muchos kilómetros encima y con miles más por venir. Después de una ronda de mates, en dos minutos organizaron un gran asado para 12 personas en su casa, donde pudimos conocer a sus amigos, también viajeros. Estuvimos dos noches donde nos sentimos como en casa. Recorrimos la ciudad, comimos rico, nos bañamos y descansamos. Era como si no hubiéramos salido nunca.

Con la panza llena, el corazón contento, un salame de Mercedes y un Fernét que nos regalaron, encaramos para Santa Rosa de Calamuchita donde estrenamos la Kombi en un camping (sí, nunca antes habíamos dormido en ella). Y elegimos el día más frío de todos para estrenarla. Sopita y a la cama.

Primera noche en la Kombi
Primera noche en la Kombi
Con Pablo Bonvin y su hijo Jeronimo en Altagracia
Con Pablo Bonvin y su hijo Jeronimo en Altagracia

El miércoles 13 nos esperaba a almorzar en Alta Gracia Pablo Bonvin, quien también nos había contactado por Facebook varios meses atrás y que también viajó con su familia en su Kombi desde Córdoba hasta Perú hace dos años. Ahora prepara un nuevo viaje hasta Ecuador. Un almuerzo terminó en una tarde de recorrido por Alta Gracia con Pablo y su hijo Jerónimo, que con 14 años no ve la hora de salir a recorrer el mundo. Nuestra idea era seguir para Carlos Paz, pero como uno nunca puede planear demasiado en un viaje así, aceptamos la invitación de Pablo de dormir en su estudio. El jueves nos despedimos sabiendo que volveríamos a encontrarnos en la ruta.

El jueves llegamos a las afuera de Córdoba capital donde nuestro amigo Martin nos esperaba para llevarnos a un lugar soñado: una casa con mucha magia en medio del monte en Unquillo. Después de una travesía en subida que Dora se bancó muy bien, llegamos a una casa rarísima que parece de cuento en donde vive una amiga de Martin. Pasamos la tarde ahí disfrutando del sol y caminando por el río y a las 17 nos fuimos para hacer noche en La Cumbre. Nuestra idea era dormir en La Falda, pero como decíamos antes, mejor no planear tanto y seguir nuestro instinto (consejo que nos dio Pablo). Se hacía de noche y no sabíamos donde dormir. En La Cumbre averiguamos para parar en un camping pero era muy caro, así que decidimos recurrir a los bomberos quienes nos prestaron un lugar para estacionar la Kombi, nos ofrecieron baños, agua y electricidad. Un lujo! Esa fue nuestra última noche en Córdoba. Próxima parada: La Rioja.

Anuncios

15 thoughts on “Rosario y Córdoba: primeros días

  1. chicos!! los leì con mucho interès y emociòn!! es maravilloso tener la edad de ustedes y el ànimo para la aventura.. tienen garantizada una vida sin rutina y cuentos para los nietos!! cuìdense mucho y que Dios los bendiga.. sigo esperando sus noticias!! un beso grande, Ana.

    Me gusta

  2. Qué lindo todo lo que están viviendo!! sigan disfrutando y guiándose por el instinto que lo tienen muy bien plantado, un beso grande y los extraño muchoooooooo!!!

    Me gusta

  3. Que linda manera de empezar el viaje con tremenda despedida que tuvieron.
    ahora que ya están a una semana de haber empezado este viaje, que lindo ver las novedades y lugares tan variados.
    sigan recorriendo y conociendo distintos lugares y gente que sin duda van a despertar tambien nuevos descubrimientos en uds mismos
    los quiero mucho

    Me gusta

  4. “…suelta las cuerdas de tus velas. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa vientos favorables en tu velamen. Explora. Sueña. Descubre.” (Mark Twain)… ¡VAYA, UDS SÍ QUE LO HARÁN!! BUEN VIAJE

    Me gusta

  5. Muchachos, recién los conozco (va, “conocer”), estoy siguiendo su viaje y el de otros tantos viajeros kombinautas que andan. Siempre soñando tener el viaje en kombi propio. que ya llegará. Soy de Mercedes (B), y como por ahí leí “Salame de Mercedes”, arranqué!. Pero salame de Mercedes?, Estando en Rosario? Algo ahí no termino de entender. Abrazo amigos y buen viaje!.

    Me gusta

    1. jajaja hola Maxi! Es que los chicos que nos recibieron en Rosario eran de Mercedes. Que rico salameee! jajaj gracias por seguirnos y pilas para empezar tu viaje! Cualquier duda nos escribis. Beso, Lola

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s