Un viaje a la verdadera Cuba: preparativos

Viajar a Cuba es fácil. Sacás un pasaje, reservás un hotel por Internet, comprás la Visa que te la dan en el mismo aeropuerto, volás unas horitas, llegás al aeropuerto de La Habana, te tomás un taxi hasta el hotel, salís a dar una vuelta en un tour organizado a ver las pintorescas casas y edificios de La Habana, te tomás otro taxi que te deje en el all inclusive de la playa, te quedás en la pileta porque hace mucho calor, te comés una langosta, mojito va mojito viene, cómo no te vas a fumar un habano ya que estás en Cuba, disfrutás de la música en vivo que hay todo el tiempo y volvés diciendo que maravilla de país, que alegre que es su gente, un paraíso.

Si te sentís identificado con este tipo de viaje, lamento darte esta mala noticia pero… no conociste la Cuba real. Tal vez ni te enteraste que en Cuba hay dos monedas diferentes, que hasta hace poco tiempo atrás los cubanos no podían ir a ciertos lugares que eran reservados sólo para turistas, que el gobierno reparte alimentos mediante una libreta que todos los cubanos tienen pero lo que les dan no les alcanza para comer en el mes, que la gente vive gracias a que pueden alquilar habitaciones de sus casas o usar sus autos como taxis por más viejos que sean y que hay lugares llamados paladares donde podés comer por menos de un dólar.

Si te quedaste con ganas de conocer la verdadera Cuba, acá te la presentamos.

En esta nota te contamos algunas cosas a tener en cuenta antes de emprender tu viaje a Cuba.

Visa

Para entrar a Cuba necesitás una visa. En general muchas aerolíneas te la venden al sacar el pasaje. Sino, se puede sacar en las Embajadas de Cuba en cada país a un costo de 25 dólares. Si vas a viajar desde Estados Unidos la comprás directo en el aeropuerto pero sale de 50 a 100 dólares, dependiendo en que aerolínea viajes. Lo mejor es hacer una comparación entre precios de pasajes y visa y elegir lo que más te convenga. Nosotros volamos desde Miami por Delta Airlines. El pasaje no salió 150 dólares y la visa otros 50. La visa dura 30 días así que si vas a estar más tiempo en la isla la tenés que renovar una vez ahí. Para sacarla tenés que tener seguro médico que tenga cobertura en Cuba. Si la sacás en una embajada te van a pedir el comprobante del seguro, al igual que la dirección de donde te vas a hospedar (podés poner la dirección de cualquier hotel). Si la sacás en el aeropuerto, la aerolínea ya te incluye el seguro. En teoría con el boarding pass estás cubierto, nosotros por suerte no tuvimos que usarlo así que no sabemos cómo funciona.

Como en teoría está prohibido viajar desde Estados Unidos a Cuba con fines turísticos, en el aeropuerto te hacen completar un formulario donde debés indicar a qué vas a Cuba. Hay 12 categorías entre las que podés elegir. Turismo no es una de ellas, así que hay que inventar alguna como motivos humanitarios, periodismo, investigación, medicina, visita familiar, etc. No importa lo que elijas, nadie lo comprueba y la realidad es que todos saben que lo más probable es que vayas por turismo.

Monedas

Carteles que hay en algunas tiendas e indican la diferencia entre las dos monedas

Como te contamos antes, en Cuba funcionan dos monedas. El CUC es el Peso Convertible, también llamado divisa. Las imágenes que tienen los billetes son sitios históricos o monumentos y equivale a 1 dólar.

El Peso Cubano es la otra moneda, también conocida como Moneda Nacional (MN) y las imágenes que tiene son de personajes históricos. 1 CUC es igual a 25 Pesos Cubanos. Es decir 1 CUC = 25 MN = 1 dólar.

Lo mejor es llevar Euros para cambiarlos por CUC y después cambiar algunos CUC por MN (no se puede cambiar de Euro a MN directamente), ya que si llevás dólares te cobran un impuesto del 13% al cambiarlos.

Si tu idea es hacer un viaje con un presupuesto acotado, para saber cuánto cambiar lo mejor es calcular la cantidad de noches que te vas a quedar teniendo en cuenta que una habitación puede salir en promedio 25 CUC la noche. El resto cambiarlo en MN para uso diario como comidas y transporte (en el aeropuerto no nos quisieron cambiar a MN, tenés que ir a otra casa de cambios en la ciudad, hay varias y todas son del gobierno, basta con preguntar dónde hay una “CADECA”).

Alojamiento

Si vas a hacer el viaje de mochilero, olvidate de los hoteles que te pueden costar desde 200 dólares la noche. Lo mejor es hospedarse en casas de familia. Hace algunos años el estado habilitó a los particulares a rentar habitaciones a turistas. Para eso ellos deben pagar un impuesto de 50 CUC por habitación por mes más el 10% de las ganancias. En general estas habitaciones están en buenas condiciones, tienen baño privado, refrigerador y aire acondicionado. El precio puede variar de 15 a 30 CUC por habitación por noche (para 2 o 3 personas) pero lógicamente se pueden encontrar más costosas también. En La Habana o Trinidad, que son lugares más turísticos, es difícil encontrar algo por menos de 25, en otros lados podés llegar a pagar 15 la noche. Más abajo te damos los datos de los lugares que fuimos nosotros y que recomendamos.

Algunas personas tienen más acceso a Internet que otras y esto les permite publicar sus casas en páginas como Tripadvisor o Airbnb y tomar reservas. Nosotros no reservamos nada por anticipado sino que fuimos tocando puertas y preguntando disponibilidad y precios. Las casas que rentan habitaciones se pueden identificar por el cartelito que tienen en la puerta con el dibujo que parece un ancla azul. El precio es en CUC pero también hay hospedajes que tienen el ancla roja que son sólo para cubanos y se cobra en MN, en teoría tienen prohibido alojar extranjeros, en teoría.

Algo que no se ve mucho en Cuba son los hostales. En La Habana sí encontramos uno que resultó muy bueno y más económico que una casa particular (8 CUC por persona la noche con desayuno incluido), pero en general en Cuba no está muy incorporado el concepto de compartir habitación y siempre las alquilan como cuartos privados. En La Habana Vieja, donde nosotros nos quedamos, hay mucha oferta de habitaciones de todo tipo ya que antiguos caserones fueron agregando segundos pisos y habitaciones por doquier con tal de poder generar más ingresos. Esto hizo que muchas casas antiguas se subdividieran y se convirtieran en conventillos de techos sumamente bajitos donde familias enteras pasan a vivir apretadas en una sola habitación con tal de tener otras disponibles para alquilar.

Terraza de la casa de Inés en Cienfuegos

Comida

Comer en Cuba no es nada caro, aún si vas a los restaurantes turísticos. Un buen plato te puede salir en promedio 7 dólares (claro que hay más caros también). Pero para comer como un verdadero cubano hay que alejarse de las zonas más turísticas e ir a los paladares, es decir los restaurantes donde cobran en MN (ojo que ofrecen paladares pero a precios turísticos también). Un plato completo (arroz, frijoles, ensalada, plátano y carne) puede salir desde 30 MN, es decir un dólar y monedas.

Otra opción todavía más económica son los “paraditos”. Los encontrás inesperadamente caminando por la vereda ya que muchos son ventanas de casas particulares habilitadas por el gobierno que venden sobretodo pizzas, sándwiches, tortillas y batidos. Podés llegar a pagar sólo 5 MN por un sándwich de tortilla de huevo y queso o 15 MN por una hamburguesa. La comida no es lo más deliciosa que existe, pero sí es fresca ya que todos los días se acaba. Por eso hay que ir temprano para conseguir algo ya que a medida que va corriendo el día todo va quedando vacío y a la noche no suelen haber muchas cosas. Tampoco existen los supermercados como los conocemos. Las tiendas se limitan a vender contados productos que es lo que tienen ese día, en muchas de ellas no tienen ni siquiera todos los ingredientes para hacer un solo plato. Por lo que cocinar no es una opción muy tentadora. Sí es buena idea, si queréis hacer un viaje bien barato, llevar algunos alimentos enlatados para tener para la noche por si no encontras nada abierto y para no tener que comer pizza todos los días (como nos pasó a nosotros). Mucha gente también vende productos de toda índole desde la puerta de su casa cual diminuto almacén de barrio.

Lo que nos pasó un par de veces es que en los paladares nos quisieron cobrar un precio inventado de una supuesta carta para turistas que en realidad no existe (y según nos dijeron es ilegal). Encima te cobran mucho más por exactamente el mismo plato que comen los cubanos. Lo peor es que no te lo dicen hasta el momento de pagar y eso genera una situación muy incómoda. El consejo es que siempre se aseguren el precio antes de pedir la comida. En algunos restaurantes más formales si ofrecen dos cartas, una en precios en CUC y otra con los mismos platos en MN, pero el tamaño de los platos y la cantidad de comida sí es diferente, lo que nos pareció más justo.

La pizza de cada día

Lo que más comimos nosotros fue pizza individual que sale 10 MN (centavos de dólar) en la mayoría de los lugares. Otros de nuestros platos preferidos fueron la ropa vieja y las masas de cerdo fritas. El pan es muy bueno y hay panaderías abiertas 24 hs con pan siempre fresco a 1 MN cada uno. Para tomar, los batidos de fruta son lo mejor, súper baratos (3 MN) y deliciosos (nuestro favorito es el de Mamey) pero no son aptos para diabéticos ya si bien son naturales, contienen muchísima azúcar. Una botella de cerveza se puede conseguir por 20 MN caliente en un mercado o desde 25 MN (1 dólar) para arriba si esta fría. El ron está disponible en todos lados, desde restaurantes, mercados hasta pequeñas tiendas y los precios sin iguales en todos lados. Los mojitos no bajan de 1,50 CUC. Aunque parezca mentira, lo más caro es el agua. En ciudades como La Habana no se puede tomar el agua de la llave y lo que hacen los cubanos es hervirla antes de tomarla ya que las botellas de agua mineral son caras (2 CUC el litro y medio) y no muy fáciles de conseguir.

Transporte

Es uno de los temas más complicados en Cuba ya que las opciones que hay son o muy baratas e incomodas) o muy caras, no hay punto intermedio. Ir de una ciudad a otra puede ser agotador y eterno si elegís las opciones económicas.

*Camiones: son literalmente camiones adaptados para llevar personas. Su tamaño varía. Algunos tienen asientos y hasta TV con horas de videoclips de reggaetón, otros simplemente cuentan con una finita tabla de madera que tu cuerpo no puede soportar por más de 3 horas. Son incómodos, viejos y están bastante deteriorados, van muy rápido (hasta 100 kilómetros por hora) y paran cada dos minutos a subir y bajas gente, así que el viaje se hace muy largo. A nosotros no nos pasó nada pero conocemos gente a la que le sacaron cosas de la mochila, así que hay que ir atentos al equipaje. La única ventaja de este transporte es que es muy barato. Podés hacer trayectos de 2 horas pagando menos de 1 dólar. Los usamos varias veces: de La Habana a Matanzas (30 MN), de Colón a Santa Clara (25 MN) y de Santa Clara a Cienfuegos (20 MN). Quisimos usarlo para ir de Cienfuegos a Trinidad y de Trinidad a La Habana pero no existe ese recorrido y de hacerlo había que hacer muchas conexiones haciendo el viaje todavía más eterno.

El medio de transporte que más usamos
Y por adentro… un lujo!

*Taxis: hay de todo tipo, color, forma, marca, modelo, etc. Vimos desde Fords antiguos hasta Kombis hechas taxi. Cualquier persona que tiene un auto por más viejo que sea puede usarlo como taxi (siempre y cuando saque un permiso, en Cuba hay que tener permiso hasta para vender limones con una canasta en la calle). Hacen viajes dentro de una misma ciudad y también distancias más largas entre ciudades. Pueden ser privados o compartidos. El precio se arregla con el conductor antes de subir. Los taxistas se respetan mucho entre sí y no se roban los viajes, hacia un mismo destino todos tienen una tarifa similar para que el turista no se aproveche del regateo y la competencia. Los taxistas son muy insistentes y a veces pueden ser agotadores ya que intentan llevarte en cualquier momento o lugar. Estás tirado en una plaza durmiendo la siesta y vienen a ofrecerte un taxi. No gracias!! Nosotros tomamos uno compartido para ir de Cienfuegos a Trinidad por 6 CUC cada uno. También tomamos otro compartido para ir de Trinidad a La Habana que nos salió carísimo, 25 CUC por persona para un trayecto de 400km. Es la opción más cómoda y rápida ya que la otra alternativa que nos dijeron es más complicada y nadie sabe realmente cómo hacerlo. En teoría hay que tomarse un camión a Santa Clara que sale de Trinidad a las 5 am (pero a veces no sube turistas) y dura varias horas, luego de Santa Clara tomarse otra cosa a la capital, quizás varios camiones o también un taxi que te cobra 20 CUC, así que resulta lo mismo.

*Máquinas: así se les llama a los autos antiguos, la mayoría están en muy buenas condiciones. Los mejores se los alquilan a turistas sobretodo en el malecón de La Habana para que salgan a dar una vuelta. No sabemos nada de precios. Los más destartalados los usan como taxis compartidos que van subiendo gente en el camino. Es una opción muy usada por los cubanos.

Parada de taxis frente al Parque Central

*Guaguas: es como le llaman a los buses en Cuba. Los que andan por las ciudades hacen diversas rutas a sólo 0,40 MN. Lo más común es pagar 1 MN por viaje ya que es muy difícil conseguir monedas más chicas y los choferes no dan cambio. Nosotros los usamos bastante en La Habana para ir a lugares más alejados y mismo al llegar para ir desde el aeropuerto hasta el centro (los taxis nos querían cobrar 30 dólares).

También hay guaguas que hacen recorridos entre ciudades. Pagas en MN, todas tienen asientos y TV con música a todo volumen. En algunas ciudades donde hay mucha demanda para un trayecto (por ejemplo desde Santa Clara a La Habana), las guaguas son sólo para cubanos quienes deben sacar su ticket con hasta un mes de anticipación y esperar horas en la terminal hasta ser llamados cuando aparece un lugar vacío. Nosotros tomamos una de Matanzas a Varadero por 2 MN y otra de Matanzas a Colón por 30 MN.

*Viazul: es una empresa de transporte creada para el turista. Los cubanos también pueden viajar en ella pero los precios son muy altos. Tienen aire acondicionado pero dicen que está tan fuerte que te congelas. Nosotros nunca lo tomamos ya que preferíamos arreglar directamente con taxistas por un precio similar como fue en el caso del viaje de Trinidad a La Habana.

*Tren: tampoco viajamos en él y no sabemos si existe diferencia de precios entre cubanos y turistas. Hay un tren histórico que va de La Habana hasta Matanzas y fue construido para llegar a la planta de chocolate Hershey, es el único tren eléctrico del país. Para tomarlo hay que tomar un ferry local desde La Habana a Casablanca donde está la estación.

*Carreta: en algunas ciudades como Santa Clara lo más común para hacer distancias cortas es subirse a una carreta tirada por caballo, sobretodo sirve para ir de la terminal al centro o al hostal. El precio lo arreglás antes o te dicen que les des lo que quieras.

*Bicitaxi: son bicicletas con un asiento trasero para dos o tres personas que recorren la ciudad. El precio se arregla con el conductor antes de subir.

*Cocotaxi: es una forma más original de transporte que sólo se ve en Cuba. Con motos adaptadas con forma circular que llevan hasta 3 personas. El viaje cuesta 5 CUC aproximadamente.

Coco taxis en la Plaza Obispo

*Pedir botella: significa hacer dedo. En las rutas vas a ver mucha gente haciendo dedo y tratando de frenar a cualquier vehículo que se cruce. Lo mas efectivo para que alguien frene es mostrar algunos billetes, es difícil que alguien te lleven sin pagar. Hay una ley que dice que los vehículos del estado deben levantar pasajeros que estén haciendo dedo. En las rutas podés encontrar a “los amarillos”, personas vestidas de ese color que se encargan de hacerte subir en los vehículos que vayan frenando. Oímos hablar de ellos pero la realidad es que nunca los vimos.

Algo que también vimos mucho y nos llamó la atención son las motos eléctricas que se enchufan a la pared para recargarse. Estas no hacen nada de ruido al andar, lo que genera que muchas veces te pasen demasiado cerca sin que te des cuenta. Eso es otra cosa que nos llamó la atención. No existe el respeto por el peatón. No sé si es que veníamos muy acostumbrados a Estados Unidos y Canadá donde frenan siempre que hay un peatón cerca, pero en Cuba nos dejó helados la cantidad de veces que casi nos pisan. No sólo los autos que no frenan ni aunque ya estés por la mitad de la calle, sino las bicis, motos, carretas, etc. Hay que ir con mucho cuidado. Encima casi no hay semáforos ni sendas peatonales así que cruzar la calle se convierte muchas veces en toda una aventura.

Internet

Nos contaron que muy pocas casas tienen conexión telefónica a internet (dial-up, como en los 90 en Argentina) y uno de los motivos para que el gobierno autorice una conexión residencial es por ejemplo que haya un extranjero viviendo en el domicilio, ya sea un estudiante de intercambio o un extranjero que se caso con un/a cubano/a y se quedo a vivir en la isla. Pero además, hace no mucho tiempo el Wifi se instaló en la isla para quedarse. La mayoría de las plazas tienen Wifi pero, para conectarse, hay que tener un usuario y una contraseña. Para obtener esos datos hay que comprar una tarjeta de “Nauta” en cualquier ETECSA. Las colas en estos lugares siempre son eternas ya que tienen mucha demanda y es tanto para turistas como para cubanos. La tarjeta de 1 hora de internet cuesta 1,50 CUC pero la conexión es muy mala y a veces se corta la conexión antes de la hora. Lo mejor para conseguir una tarjeta es ir a los ETECSA más alejados y menos concurridos y meterse en los lobbies de los hoteles para obtener una mejor conexión. También hay personas que te venden en la calle 2 tarjetas por 5 CUC pero no sabemos que tan verdaderas son.

Buscando un poco de Wifi

Ahora que ya conocés un poco más a donde estás viajando, te contamos cómo fue el recorrido que hicimos nosotros en estas dos notas: La Habana y MatanzasSanta Clara, Cienfuegos y Trinidad. Hacé clic en cada una y enterate de más!

No te pierdas el video de Cuba acá!

Anuncios

2 thoughts on “Un viaje a la verdadera Cuba: preparativos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s