Estados Unidos: visas, permisos, tiempos y requisitos

Últimamente hemos recibido varias consultas sobre el tiempo de estadía dentro de Estados Unidos y Canadá y sobre la posibilidad de renovación de este tiempo. En esta nota les contamos cómo fue nuestra experiencia y todo lo que sabemos.

El tema de migraciones en Estados Unidos es complejo ya que, básicamente, el tiempo otorgado a cada persona y la posibilidad de renovar depende únicamente del oficial de migraciones que esté ese día en la frontera.

Entramos por primera vez al país del norte por la frontera Nuevo Laredo-Laredo que une el estado de Nuevo León en México con Texas en Estados Unidos el 25 de marzo de 2016. Ese día nos pidieron los pasaportes y la visa que habíamos solicitado en Buenos Aires antes de salir de viaje (en esta nota te contamos cómo la sacamos). Nos emitieron a cada uno el formulario I94, por el que debimos abonar 6 dólares cada uno, y nos autorizaron a estar dentro del país por 6 meses. No nos sellaron el pasaporte y ante nuestra consulta, nos dijeron que no era necesario, que con ese papel era suficiente. Un par de oficiales revisaron rápidamente y muy por arriba la Kombi y nos dieron la bienvenida al país.

Nota: el seguro del vehículo es obligatorio (SOAT) pero no se saca en la frontera. Nosotros lo sacamos con Progressive por teléfono y debimos dar una dirección de EE.UU. para que nos envíaran los papeles. Contacto: Carlos Ayala tel 210 424.2378 |  carlos@insurancenetworksa.com

Formulario I94

Tres meses mas tarde, salimos del país hacia Canadá. Como al salir de Estados Unidos uno no hace migraciones de salida, entregamos el formulario I94 al oficial canadiense que nos atendió, tal y como dice que se debe hacer el formulario en su reverso. Al entrar a Canadá, migraciones de ese país nos otorgó 6 meses de estadía.

Cruzamos el país en 15 días y llegamos a Alaska (que es un estado parte de Estados Unidos). Lo primero que nos pidieron al llegar a la frontera fue el formulario I94 que nos habían emitido al entrar aquella vez desde México y que nosotros ya habíamos entregado al entrar a Canadá. Le explicamos que no lo teníamos porque como decía el mismo formulario lo habíamos entregado al salir del país. La oficial nos dijo que ese papel sólo debíamos entregarlo la última vez que saliéramos del país (algo que contradice lo que está escrito detrás del formulario) y nos pidió, entonces, que le mostráramos el sello de entrada que deberíamos tener en los pasaportes. Al explicarle que no teníamos ningún sello ya que los oficiales se habían negado a ponérnoslo, nos pidieron que bajáramos de la Kombi e ingresáramos a una oficina donde buscaron en el sistema si figuraba nuestro ingreso. Por suerte, como todo estaba en el sistema, nos dijeron que nos iban a reimprimir el permiso de ingreso con la misma vigencia que el anterior, es decir que no nos renovaban el tiempo: nos quedaban 2 meses y 15 días para recorrer Alaska (de los 6 meses iniciales de permiso, 3 los habíamos consumido recorriendo Estados Unidos y 15 días los habíamos pasado en Canadá). Aunque suene insólito, Estados Unidos considera que aunque hayamos entrado a Canadá, el tiempo sigue corriendo y nuestros días se fueron consumiendo a pesar de no haber estado en el país.

Formulario I94 de reverso

Pasamos 1 mes y medio en Alaska y volvimos a Canadá. Esta vez decidimos no entregar el bendito formulario. En Candá nos dieron unos nuevos 6 meses, aparentemente este país si te renueva los días cada vez que salís o entrás. Recorrimos 21 días Canadá e intentamos volver a cruzar a EE.UU. sabiendo que sólo nos quedaban 10 días de aquellos 6 meses de visa que nos habían otorgado al ingresar desde México. Al llegar a la frontera de Nelway entre British Columbia (Canadá) y Washington (EE.UU.) pedimos si nos podían conceder unos nuevos 6 meses ya que esos 10 días no nos alcanzarían para recorrer todo lo que nos faltaba y llegar a Miami desde donde embarcaríamos la Kombi para volver a Sudamérica. Para hacer la historia corta, después de tres horas en esa frontera, nos negaron la renovación ya que supuestamente no nos podían dar más días si todavía nos quedaban algunos vigentes y nos dijeron que podíamos entrar pero sólo por esos 10 días que teníamos.

(En ESTA NOTA les contamos bien todo lo que pasó allí  y  por qué no nos dejaron entrar)

Decidimos que era muy arriesgado entrar con tan sólo 10 días disponibles y preferimos volver a Canadá (donde para nuestra sorpresa nos dieron unos nuevos 6 meses a pesar de que teníamos varios disponibles y de que habíamos salido del país hacia tan solo un par de horas).

Atravesamos Canadá de Oeste a Este y dos meses después volvimos a intentar cruzar a Estados Unidos por otra frontera, en Quebec. Esta vez, lógicamente, los 6 meses que nos dieron al entrar por México se habían vencido, es decir que había sólo dos posibilidades: que nos dieran 6 meses de nuevo o que no nos dejaran entrar. Como no queríamos que nos pasara lo mismo que antes, fuimos preparados: llevamos un itinerario día por día de lo que íbamos a hacer hasta llegar a Florida (las actividades y lugares fueron inventados), una reserva de la naviera con la que íbamos a mandar la Kombi de vuelta a Sudamérica (la supuesta reserva era sólo una cotización), el comprobante de nuestra cuenta del banco (con dinero prestado para hacerla parecer más abultada) y unos pasajes de avión que indicaban que volaríamos a Colombia desde Miami (pasajes que sólo sacamos para mostrar que no nos íbamos a quedar en el país pero que no utilizamos y que de hecho anulamos y nos devolvieron el dinero luego de cruzar la frontera). Lo único que vieron de todo eso que habíamos preparado fueron los pasajes, básicamente gracias a ellos nos dejaron cruzar porque con eso podían “comprobar” que no nos quedaríamos a vivir y trabajar en el país.

En esta frontera presentamos el formulario I94 que nos habían impreso en nuestra entrada en Alaska y que obviamente estaba vencido. No supieron qué decirnos ya que en teoría debíamos haberlo entregarlo antes de que se venciera, pero como estábamos en Canadá y no en EE.UU., no teníamos dónde entregarlo. La verdad es que no encontramos una clara forma de cómo proceder y ningún oficial supo explicárnosla.

Cuatro meses más tarde, decidimos volar a Cuba desde Miami. Como teníamos miedo de que a la vuelta no nos dejaran volver a entrar (y para colmo la Kombi iba a quedar en Florida), volvimos a sacar otros pasajes de salida del país (nuevamente con devolución) pero esta vez no fue necesario mostrarlos. A pesar de que todavía nos quedaban 2 meses disponibles, nos volvieron a dar 6 meses nuevos. Algo que se supuestamente era imposible según lo que nos habían dicho los oficiales en la frontera de Washington al bajar de Canadá.

Salimos de Estados Unidos por última vez en marzo de 2017, un año después de haber ingresado por primera vez y luego de haber recorrido EE.UU., Canadá y Alaska.

En resumen:

-Al cruzar de Estados Unidos a Canadá el tiempo de estadía no se congela, sino que sigue corriendo como si fuera el mismo país. Pero esto afecta sólo a migraciones de EE.UU. ya que Canadá te da otro tiempo de estadía en su país que no se relaciona al que te da EE.UU. (sí, es insólito!).

-Siempre exijan que les sellen el pasaporte a la entrada al país. Por más que les digan que no es necesario, ¡no acepten irse sin el sello!

-Entreguen el formulario I94 solamente la vez que vayan a salir definitivamente del país. Si van hasta Alaska, no lo entreguen en Canadá. Si en medio de su recorrido deciden visitar otro país en avión (por ejemplo volver de visita a Argentina) sabiendo que van a regresar a EE.UU. para continuar viaje, tampoco lo entreguen al salir.

-A pesar de lo que les digan, si todavía les quedan meses o días de estadía en el país, es posible pedir la renovación por otros 6 meses más, no hay limitación en el sistema y somos la prueba de que no es necesario que estén vencidos los anteriores.

-Tenés que intentar demostrar la mayor cantidad de lazos con tu país de origen (propiedades, pasaje de vuelta, etc.) para que la entrada y renovación sean más fáciles. A nosotros nos sirvió sacar pasajes de avión con devolución (los sacamos por LATAM, no son los pasajes más baratos sino una opción más cara que permite devolución. Lo hicimos dos veces y siempre nos funcionó bien y la aerolínea nos devolvió el monto del pasaje completo con solo llamar por teléfono).

-Estuvimos en total: 268 días en Estados Unidos (229 en los estados “de abajo” + 39 en Alaska) y 90 Canadá.

***

Esta fue nuestra experiencia pero cada caso es diferente así que los invitamos a que compartan su experiencia para ayudar a otros que están por viajar. Esperamos que les sirva la información!


Para saber qué se necesita para cruzar cada una de las fronteras desde Argentina hasta Alaska hacé click acá!


 

Anuncios

5 respuestas a “Estados Unidos: visas, permisos, tiempos y requisitos

    1. Hola Amelia! Buena pregunta. Fue todo en ingles porque nosotros manejamos el idioma. De seguro que en la frontera entre México y Estados Unidos nos hubiéramos podido comunicar en español ya que muchos de los oficiales eran o latinos o hijos de latinos (nos dimos cuenta por los apellidos en sus insignias), en las otras dos fronteras no lo sabemos. Saludos!

      Me gusta

  1. Hola qué tal amigos felicidades, les quiero preguntar qué papeles necesitan para el auto en los diferentes países desde Argentina hasta Guatemala, ya que yo soy de México y quiero hacer el viaje pero hasta la Patagonia, o sea al revés mucha suerte y gracias por sus concejos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s